Armas ilegales de Heckler & Koch en México: una victoria agridulce a cinco años de Ayotzinapa

FotodeWolf-Dieter Vogel, periodista alemán especializado en latinoamérica que en 2013 reportó la llegada de los rifles G36 de Heckler & Koch a México.– – – – – – – – – –

Por: Nikolas Grimm | Practicante de la RLS México, Centroamérica y el Caribe

A inicios de 2019 el juicio emprendido en Alemania contra la empresa Heckler & Koch por la venta ilegal de armas y entrenamiento para su uso en un estado “prohibido” de México, llegó a su fin con una sentencia que dejó atrás la responsabilidad empresarial para enfocarse en empleados en concreto. 
 
Ese estado era Guerrero y las pruebas surgieron durante la investigación sobre el Caso Ayotzinapa, donde además de la desaparición de 43 estudiantes normalistas, otros seis murieron por impacto de bala: en el operativo se usaron rifles de asalto G36 de H&K. El trámite en general fue legal y permitió la importación de más de 10,000 a México, entre 2006 y 2009, en el inicio del gobierno del presidente Felipe Calderón y de la llamada “Guerra contra el narcotráfico”, pero la irregularidad estaba en que se prohibía la venta en Guerrero, Chiapas, Chihuahua y Jalisco, debido a una legislación alemana que prohibe tratos armamentistas en zonas donde existan violaciones a derechos humanos por parte de fuerzas armadas locales. La empresa, al encontrar esta limitante hace algunas omisiones en el papeleo.
 
Este largo camino, llevado a jucio a través a la denuncia penal contra H&K fue realizada por el activista antiarmamentista Jürgen Grässlin, avisado de estos tratos oscuros, de hecho, por un empleado de la propia empresa, contó con innumerables actores: desde los derechos humanos, las investigaciones realizadas por el Centro Agustín Pro Juárez, el Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes
 (GIEI) de la CIDH y Tlachinollan-Centro de Derechos Humanos de la Montaña; desde el periodismo alemán y mexicano: Wolf Dieter Vogel, Eva Usi para Deutsche Welle, Jürgen Grässlin, Daniel Harrich y Danuta Harrich-Zandberg, a través de su libro colectivo Netzwerke des Todos. Die Kriminellen Verflechtungen von Waffenindustrie und Behörden (2015) [Redes de la muerte. Enlaces criminales entre la industría de armamento y las autoridades], así como el documental Exportaciones Mortales de , las notas del diputado Jan van Aken, del partido Die Linke, publicadas en el portal de la Rosa-Luxemburg-Stiftung en Berlín; los portales Aristegui Noticias y Proceso (a través de las notas de Yetlaneci Alcaraz, periodista mexicana afincada en Berlín).

Así, ofrecemos un recuento del caso y los puntos medulares en la relación armamentista Alemania-México, como un pequeño aporte al extenso archivo que hoy conforma el Caso Ayotzinapa, a cinco años de la búsqueda de verdad y justicia.
 

1. Rifles alemanes con destino a Guerrero 
 
8 y 9 de marzo, 2006. Tecamachalco y Santa Fe, Zona Metropolitana, México
La Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) invita el 8 y 9 de marzo a representantes de los gobiernos estatales a una presentación de armas de fabricantes extranjeros. El evento es en las instalaciones militares de Tecamachalco, Estado de México, y Santa Fe, en Ciudad de México. Entre los expositores estarán cuatro representantes de la empresa de armamento Heckler & Koch.[1]
 
Las autoridades mexicanas estaban rearmando sus tropas y su interés coincide con la búsqueda de H&K de nuevos clientes fuera de la alianza del Atlántico de Norte Los cuatro representantes presentan el rifle de asalto G36, arma principal del ejército alemán, pero que aquí sugieren sea para uso de la policía estatal.
 
Es una oferta delicada, pues desde un año atrás en Alemania las autoridades están hablando sobre restricciones para exportación de armamento a México. El arreglo al que han llegado no prevé una prohibición total, pero por iniciativa del Ministerio de Asuntos Exteriores impone restricciones en cuanto a los estados de Chiapas, Guerrero, Chihuahua y Jalisco, en los que los alemanes afirman tener pruebas de violaciones de derechos humanos por parte de las fuerzas mexicanas. Así, cuando Heckler & Koch, en mayo de 2006, solicita la exportación de 1,212 rifles de asalto a México, de los cuales 370 son declarados con el destino Guerrero, las autoridades alemanas demandan una aclaración. No obstante, H&K corrige el presunto error y entrega una nueva declaración firmada por la Sedena que ya no incluye Guerrero como destino final. Las autoridades alemanas permiten la exportación.
 
Noche del 26 de septiembre de 2014, Iguala, Guerrero
Fuerzas policiales interceptan a los autobuses en los que van los jóvenes normalistas de Ayotzinapa, disparando hacia ellos. Seis personas mueren por balazo en aquella noche, 43 de los normalistas son detenidos y, a continuación, desaparecidos. Entre las armas utilizadas por las autoridades mexicanas, así lo prueban videos de los sucesos y testigos, está el G36 de H&K.
 
21 de febrero, 2019, Stuttgart, Alemania
¿Cómo llegaron las armas a Guerrero si explícitamente fue prohibida su venta por las autoridades alemanas? Esta fue una de las cuestiones centrales del proceso que tuvo lugar en la Audiencia Provincial de Stuttgart, donde el 21 de febrero de 2019 se condenó a dos empleados de H&K por haber manipulado las solicitudes de exportación de armas para omitir su verdadero destino final. La multa para la empresa armamentista fue de 3.7 millones de euros (unos 75 millones de pesos mexicanos).
 
“Esperamos que este fallo ayude a evitar que Alemania exporte armas en el futuro a países como México y otras regiones en crisis”, dijo Leonel Gutiérrez, hermano de Aldo, normalista que desde ese 26 de septiembre se encuentra en coma debido a un disparo de bala en el rostro que le dañó “65% del cerebro”, si bien la valoración de neurólogos dicta que no hay muerte cerebral.
 
Si bien el Tribunal de Justicia de Stuttugart declaraba que las leyes alemanas de exportación de armas quedaban fuera de su competencia y que únicamente le interesaba si Heckler & Koch había violado estas leyes, el proceso muestra que el sistema de control de exportación fue ineficaz. En los siguientes párrafos haremos una introducción a este punto destacando los aspectos más importantes en esta relación comercial.
 

2. El marco legal alemán para exportaciones de armas

En teoría, existen claras restricciones en Alemania en cuanto a la exportación de armamentos, cuya Constitución determina que “sin autorización del Gobierno Federal no podrán ser fabricadas, transportadas ni comercializadas armas de guerra” (Artículo 26.2).
Cualquier exportación de armas, por lo tanto, está sujeta a un proceso de aprobación por parte del Gobierno Federal, si bien en la práctica pocas solicitudes llegan hasta los niveles más altos de Gobierno, en lo general se resuelven a nivel de ministerios y sólo las más importantes o controvertidas son presentadas al Consejo Federal de Seguridaddel que forman parte la figura de canciller y otros integrantes del gabinete.
 
La exportación de armamentos, por tanto, es una decisión altamente política que depende de las directrices del ejecutivo y de su política exterior. Jurídicamente no hay una ley que sobre ilegalidad de exportaciones a países en los que se viola los derechos humanos, pero existe el documento gubernamental sobre “Principios políticos para la exportación de armamento” que dice que “la autorización para exportaciones según KWKG y/o AWG [Ley de Control de Armas de Guerra y Ley de Comercio Exterior] no entra en consideración si la situación interior del país referente va en contra de aquello, por ejemplo en casos de conflictos interiores o en el caso fundado de su abuso para la represión interna o para violaciones de derechos humanos permanentes y sistemáticas”.[2] Con todo y que es un documento de carácter meramente político, todos los gobiernos alemanes, desde el año 2000, han afirmado fundar en él su política de exportación.
 
En la práctica, la empresa que realiza una solicitud de exportación de armas debe entregar una declaración de destino final firmada por el país, que además le obliga a no proliferar las armas a otra región. La solicitud se dirige al Ministerio de Economía que, con base en los principios políticos del gobierno y las leyes de Control de Armas de Guerra y de Comercio Exterior, consulta con los Ministerios de Asuntos Exteriores y de Defensa sobre ella. Estamos, por lo tanto, ante un complejo proceso de negociación política.
 

3. México: exportación de armas durante la Guerra contra el narco

El caso de México como destino de armas se volvió controvertido entre los ministerios alemanes ante la incipiente guerra contra el narco. En junio de 2005, las autoridades alemanas recibieron una solicitud de exportación de 2,020 rifles G36, que declaraba como destino final a las fuerzas policiales de diez estados mexicanos, incluyendo Chiapas, Jalisco y Chihuahua. En ese entonces, el Ministerio de Asuntos Exteriores alemán se opuso a la solicitud, fundándose en reportes de violaciones de derechos humanos por autoridades mexicanas en esas zonas.
 
Por ejemplo, el Departamento de Estado de EUA reportaba como problemas de derechos humanos en 2005: “ejecuciones extrajudiciales”, “secuestros”, “detenciones arbitrarias”, “tortura” “impunidad”, feminicidios y “tráfico humano, supuestamente con involucramiento oficial”, de “fuerzas de seguridad que frecuentemente actuaban independientemente de la autoridad gubernamental”, un “incremento considerable de la violencia relacionada con el narcotráfico” y “la violencia contra mujeres sigue siendo un problema en todo el territorio nacional”.[3]
 
Amnistía Internacional, para ese año, denunciaba que “se había intimidado a varios defensores de Derechos Humanos y asesinado a tres periodistas”[4] y ubicaba gran parte de las violaciones de derechos humanos “particularmente a nivel estatal, donde detenciones arbitrarias, tortura y maltrato y el abuso del sistema judicial eran comunes”.[5]
 
En interpretación estricta de los principios políticos del gobierno alemán, y respaldado por el Ministerio de Asuntos Exteriores, la resolución fue que México no podía ser país cliente para la exportación de armas. Justifican su rechazo con el “ambiente de violencia permanente” en México.[6] Por otra parte, el Ministerio de Economía y el Ministerio de Defensa apoyan la solicitud de H&K.
 
Formalmente, en caso de litigio sobre exportaciones de armamento el asunto es presentado al Consejo Federal de Seguridad. Pero, en este caso, para evitar un voto negativo, H&K presentó una nueva declaración de destino final en la que ya no aparecían los estados vetados. Así, ante el nuevo certificado y el voto positivo de los Ministerios de Economía y de Defensa, los responsables en el Ministerio de Asuntos Exteriores aceptan.
 
De ahí nació un particular constructo político que permitió la exportación de armas a México sin formalmente violar la restricción política a países “en el caso fundado de su abuso para la represión interna o para violaciones de derechos humanos permanentes y sistemáticas”: Las autoridades alemanas, ante la valoración de la situación de derechos humanos en México, comienzan a diferenciar según estados.
 
H&K, en consecuencia, se esforzó en obtener declaraciones de destino final que, sobre el papel, no incluían los estados vetados. Sus empleados aprendieron que podían manipular las solicitudes y en diferentes ocasiones aconsejaron, a los responsables de la Sedena, que no mencionaran los estados problemáticos o los sustituyeran por otros.[7] Así, se volvió una práctica corriente de H&K solicitar un nuevo certificado cuando las autoridades alemanas se oponían a un destino, y parecería que a nadie la llamó la atención que la misma cantidad de armas pedidas para estados como Guerrero o Chiapas fue reubicada en zonas más inocuas como Puebla o Querétaro. Así, del total de 10,000 rifles que la empresa exportó entre 2006 y 2009 a México, la mitad fue enviada a Estados no declarados.[8]
 
Al parecer, H&K tenía pocas preocupaciones sobre que las autoridades alemanas descubrieran esta ilegalidad, incluso en los años siguientes organizó eventos de adiestramiento para el G36 en Guerrero, Jalisco y otros estados vetados, que fueron facturados como viajes de negocio a la Ciudad de México.[9]
 

4. La creación de los “Estados prohibidos” como solución a la exportación

En México, ante los casos de graves violaciones de derechos humanos por cuerpos policiales y militares, durante los dos últimos sexenios, el de Calderón y Peña Nieto, la solución de los estados “prohibidos” para realizar ventas legales de armas desde Alemania es polémica. Entre 2005 y 2007, esta lista sumó a Estado de México, Tamaulipas, Puebla, Querétaro, Cancún, Michoacán y Oaxaca.[10] y agregó acusaciones, no sólo contra fuerzas estatales, sino también federales.[11] En general y desde diciembre de 2006, la llamada “Guerra contra el Narco”, que encargó a sus fuerzas armadas las tareas de seguridad pública, la distinción entre zona “segura” o “insegura” resultó arbitraria. Organizaciones y defensores de derechos humanos situaron esos años como de “crisis generalizada de derechos humanos“ en todo el país.[12]
 
Esa arbitrariedad también se reflejó en el marco legal. Por ejemplo, unos años después, el Ministerio de Economía alemán, en una carta a H&K del 26 de mayo de 2010, declaraba como estados mexicanos prohibidos para exportaciones a Aguascalientes, Baja California, Durango, Estado de México, Nuevo León, Querétaro, Sonora, Tabasco, Tamaulipas y Veracruz, pero no mencionaba otras zonas “calientes”, incluso más mediáticas por la violencia, como Chiapas, Chihuahua, Sonora o Guerrero. Esta lista evidenciaría cierta dificultad o desconocimiento de los ministerios alemanes para interpretar la política mexicana y dejaba mucho que desear sobre su propuesta de restricciones regionales como forma de contención de daños.[13] Se trata, al final, de un concepto que permitió la exportación de armamento a México, cuando en lo general, frente a la violencia de esos años, no debió haber sido país cliente.

5. “Lo que está fuera del país, fuera está”: los inexistentes mecanismos de control

El caso de las exportaciones de H&K muestra que, bajo el régimen actual de control de exportación de armas, no están garantizados los mecanismos de control ni la voluntad política de ejercerlos. Así, durante el juicio un empleado del Ministerio de Economía admitió:
 
“En cuanto se haya cumplido la exportación ya no se puede revisar nada. Lo que está fuera del país, fuera está. Si está fuera de las fronteras alemanas, por más que le demos vueltas, ya no puede hacerse nada si la parte contratante actúa en violación del contrato.”[14]
 
Evidentemente, los clientes de Heckler & Koch en ningún caso fueron directamente los estados vetados, sino la Dirección de Comercialización de Armamento y Municiones (DCAM) de la Sedena, encargada de organizar la distribución de armas a nivel federal, estatal y local. Sobre el papel, esta dirección se comprometió a cumplir con las declaraciones de destino final y las autoridades alemanas así confiaron.
Entonces, el verdadero mecanismo de control tiene que ver, por ejemplo, con la sanción al país cliente que, después de violar el contrato de no-proliferación, ya no obtendrá más el permiso de comprar armas alemanas. Esta medida sólo afecta a futuras solicitudes pero no exige la recuperación de las armas ya exportadas. 
 
A los inexistentes mecanismos de control se suma la falta de voluntad política. Las declaraciones hechas por integrantes del Ministerio de Economía muestran que, obviamente y dado su naturaleza, no velan necesariamente por el control rígido para las exportaciones sino que “tenían un interés en que aquel fabricador renombrado [H&K] pueda sobrevivir económicamente”, como declaró un funcionario responsable del control de exportación de armas.[15]
 
Poco se hizo para investigar ante los primeros indicios de que HK estaba entregando declaraciones manipuladas. En agosto de 2006 los responsables del Ministerio de Asuntos Exteriores les tomó por sorpresa, pero nada más, recibir una solicitud de exportación de herramientas de mantenimiento para el G36, con destino a Chiapas. El asunto quedó arreglado cuando dos meses después llegó un documento de la Sedena disculpándose por un supuesto “error administrativo”, afirmando que el destino final sería Guanajuato, puesto que “el Estado de Chiapas no dispone sobre dichas armas”.[16] Unos meses después, en diciembre, los ministerios recibieron un reporte de la Embajada Alemana que notificaba que una de sus empleadas había viajado a Tapachula y no había visto ningún G36 en uso de las fuerzas policiales.[17] Esto se cerró el caso y las autoridades alemanas no indagaron más.
 

6. Una victoria agridulce: castigo a dos empleados de H&K

Para el activista antiarmamentista Jürgen Grässlin y el abogado Hans Rothbauer, a quienes se debe la denuncia en contra de Heckler&Koch, se trata de una victoria agridulce. Al final, solo fueron condenados dos empleados de H&K, acusados de haber formado “una banda” dentro de la empresa y manipulado las declaraciones de destino final para obtener el permiso. El ex director ejecutivo de H&K y responsable de exportaciones, Peter B., fue absuelto por falta de pruebas y el representante de venta en México, Markus B., no apareció en la corte porque dijo no estar en condiciones de salud para viajar a Europa.
 
Fallaron los mecanismos de control y también la prohibición de ciertos Estados. Según la argumentación del tribunal, si bien la declaración de destino final es un documento importante para los tres ministerios, no forma parte del permiso de exportación. Heckler & Koch legalmente resultó no responsable de lo que su cliente en México, la DCAM, hizo con las armas recibidas. Ante la ley alemana, los empleados de H&K solo violaron la Ley de Comercio Exterior, cuando intencionalmente manipularon información ante las autoridades alemanas. “Administrativamente se trata de territorio nuevo”, dijo el juez en cuanto a la medida de excluir a ciertos estados mexicanos del permiso de exportación.[18] En otras palabras: hay considerables lagunas legales en el sistema de control de exportación.
 
El proceso reveló mucho sobre los negocios ilegales de Heckler & Koch pero dejó dudas sobre el papel de las autoridades alemanas en la exportación de armamentos a México. Según la versión oficial del fallo, los responsables en los ministerios fueron víctimas de engaño. La denuncia original de Grässlin y Rothbauer también contemplaba a las autoridades alemanas responsables pero el caso fue cerrado poco después y no existe la posibilidad de reabrirlo, ya que después de cinco años -según ley alemana- el delito prescribe.
 
Consecuentemente Frank Mauerer, juez presidente del proceso, dijo: “Este juicio no es un tribunal sobre la política de exportación de armamento de Alemania” y con ello se excluyó una revisión de las leyes en sí que, según Grässlin y Rothbauer. están propensas a ser violadas constantemente. “El régimen de control de armamentos en Alemania no merece el papel en el que está escrito”, comentó Grässlin al periódico alemán die tageszeitung.
 

7. Otro problema: La transferencia de tecnología

Queda sin resolver la otra forma de proliferación de armas: la transferencia de tecnología. Es conocido que, a partir de 2002, H&K y la Sedena negociaban sobre la licencia para producir el G36 directamente en la Fábrica de Armas en México. Oficialmente aquellas negociaciones no llegaron a un acuerdo ni existe el permiso de las autoridades alemanas. Sin embargo, el 15 de septiembre de 2006, el ejército mexicano presentó un arma nueva: la Xiuhcoatl (serpiente de fuego) FX-05, anunciada como ingeniería mexicana, pero cuyos datos técnicos se asemejan a los del G36.
 
Tanto H&K como la Sedna rechazaron esta similitud, pero el documental “Waffen für die Welt” (“Armas para el mundo”) de Daniel Harrich, presentando en 2014, cita documentos del gobierno mexicano de 2007 bajo la categoría “transferencia de tecnología para la producción del rifle G36 de la marca Heckler&Koch” donde aparecen pagos por cerca de 10 millones de euros a la empresa alemana.[19]
 

8. Ilegalidades en otras empresas armamentistas alemanas
 
Más allá de las prácticas ilegales de la empresa Heckler&Koch, donde la responsabilidad durante el juicio no señaló responsabilidades en distintos niveles de la empresa y ni a los Ministerios alemanes, el caso revela la punta del iceberg de dos problemas puntuales que deben debatirse y atenderse:

  • El control de las exportaciones de armas en Alemania, sus lagunas jurídicas y mecanismos ante violaciones.
  • Revisar, documentar y tener una dimensión total sobre armas alemanas en regiones donde no debían ser exportadas.

A inicios de 2019, Amnistía Internacional reportó que los rifles de otro fabricante alemán, Rheinmetall, originalmente exportados a Arabia Saudí, están siendo utilizados por milicias en el conflicto de Yemen. Por otra parte, en la ciudad de Kiel, comenzó un proceso en contra de otra empresa de armas alemana, Sig Sauer, por la aparición de pistolas SP-2022  en Colombia cuando se había negociado como destino final Estados Unidos; según la organización Terre de Hommes el gobierno de Colombia pidió 125,000 unidades, ya algunas reportadas en manos de organizaciones criminales y paramilitares.[20]
 
Ante ello, hoy no hay certezas sobre planes del gobierno de Alemania para reformar la exportación de armas. Tema complejo en un contexto de política común de armamento que prevé más cooperación entre los Estados de la Unión intenta, donde pareciera que Alemania busca liberalizar todavía más sus leyes para obtener un fundamento legal común con estados como Francia, que tienen menos restricciones para estas operaciones. Tal como lo confirma la opinión de Ursula von der Leyen, Ministra de Defensa en Alemania, que considera sus leyes nacionales como muy estrictas: “los alemanes no deberíamos actuar como si fuéramos más éticos que Francia o más clarividentes en políticas de derechos humanos que Inglaterra”, dijo el pasado febrero en Munich.
 

 
– – – – – – – – – – – – – – –

Referencias y artículos relacionados por orden cronológico

Un resumen de los negocios ilegales de H&K se encuentra en el libro de los periodistas Jürgen Grässlin, Daniel Harrich y Danuta Harrich-Zandberg (2015): Netzwerke des Todos. Die Kriminellen Verflechtungen von Waffenindustrie und Behörden [Redes de la muerte. Enlaces criminales entre la industría de armamento y las autoridades].

Asimismo, el diputado alemán Jan van Aken (DIE LINKE) ha acompañado críticamente al proceso en contra de H&K. Sus reportes sobre el proceso se encuentran en la página de la Rosa Luxemburg Stiftung: https://www.rosalux.de/waffenexporte/prozessberichte/.
 
2013
Gefährliche Beute [Presa peligrosa]
In der mexikanischen Provinz Guerrero sind Sturmgewehre deutscher Herkunft im Umlauf. „Wenn die Regierung die Gewehre hat, dann auch die Mafia“, sagt Gemeindepolizist Gonzalo Molina [En la provincia mexicana de Guerrero circulan fusiles de asalto de origen alemán. “Si el gobierno tiene los rifles, también lo tiene la mafia”, dice el policía comunitario Gonzalo Molina.]
Por: Wolf-Dieter Vogel | 29 de noviembre, 2013

2014
Armadora alemana suministró ilegalmente a la Sedena material para fusil de asalto
Durante el 2011 la empresa productora de armas Heckler & Koch suministró a la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) de manera indebida material para la fabricación del fusil de asalto FX-05 Xiuhcóatl.
Por: Yetlaneci Alcaraz, en Proceso | 2 de diciembre de 2014

Se utilizaron armas alemanas en ataque a normalistas
Cuando menos 36 de las armas decomisadas a la policía municipal de Iguala y presuntamente utilizadas durante los enfrentamiento del pasado 26 de septiembre -en los que murieron seis personas (tres estudiantes entre ellos), 17 más fueron heridas y 43 normalistas de Ayotzinapa desaparecieron-, son fusiles de asalto alemanes modelo G-36 producidos por la empresa Heckler & Koch.
Por: Yetlaneci Alcaraz, en Proceso | 10 de diciembre de 2014

2015
Toedliche Exporte Doku [Exportaciones mortales] 
Documental de la televisora ARD (en alemán sin subtítulos al español)Duración: 58:22 | Subido a Youtube: 9 de octubre, 2015

Ayotzinapa: Policías usaron armamento alemán
Seis ex empleados de Heckler & Koch son sospechosos de venta ilegal de armas
Por: Telemundo Local | 5 de noviembre de 2015
 
2016
México: cómo los fusiles de una fábrica alemana de armas terminaron vinculados con la tragedia de Ayotzinapa“Está comprobado que las usaron”, dice tajante a BBC Mundo el periodista alemán Wolf Dieter Vogel. Se refiere a fusiles de asalto G36 que la empresa alemana Heckler & Koch vendió a México entre el año 2006 y 2009
Por: Leire Ventas, BBC Mundo | 19 de febrero de 2016Documental devela empleo de armas alemanas en desaparición de los 43
El documental “Exportaciones Mortales” pone en evidencia el uso de armas de fabricación alemana en la desaparición de 43 estudiantes normalistas de Ayotzinapa.
Por: Ángeles Pillado, SDP Noticias | 24 de febrero, 2016

Prodh exige informe sobre armas alemanas
60 fusiles de asalto G-36 se usaron en ataque a normalistas. Piden castigo contra las autoridades mexicanas y empresa
Por: Dennis A. García, El Universal | 9 de septiembre, 2016

2017
Three Years After 43 Students Disappeared in Mexico, a New Visualization Reveals the Cracks in the Government’s Story
The Mexican government’s story goes like this: On the night of September 26, 2014, roughly 100 students from Ayotzinapa, a rural teaching college, clashed with municipal police in the city of Iguala, in the southern state of Guerrero. Rocks were thrown, shots were fired, and 43 students were snatched up by the authorities and handed over to a local drug gang. The students were then driven to a garbage dump where they were murdered, burned to ash, and tossed into a river, never to be seen again. This, Mexico’s attorney general once said, was “the historical truth.”
Por: Ryan Devereaux, The Intercept | 7 de septiembre, 2017

Ayotzinapa: “El discurso del Estado mexicano choca con la realidad”
El presidente de la CIDH, James Cavallaro, explicó ante estudiantes en Berlín la investigación en torno a los 43 desaparecidos de Ayotzinapa e hizo una dura crítica al Estado mexicano.
Por: Eva Usi, Deutsche Welle| 21 de noviembre, 2017

2018

Niega acusado exportación irregular de armas alemanas a México

Uno de los seis ex empleados de la empresa productora de armas alemana Heckler & Koch acusado de haber colaborado en la exportación ilegal de armamento rechazó hoy ante el juez los cargos que se le imputan.
Por: DPA, retomado por La Jornada | 17 de mayo, 2018

Revelan que Heckler & Koch sobornó a diputados alemanes para vender armas a México
Autoridades alemanas investigan a exfuncionarios de Heckler & Koch por el presunto soborno a diputados alemanes para poder exportar armas hacia México.
Por: Redacción, Proceso | 22 de mayo, 2018

From Germany to Ayotzinapa
German guns have been traced to the disappearance of the 43 Ayotzinapa students on September 26, 2014. Now the company that exported them may actually be held accountable.
Por: Alexander Gorski | 26 de junio, 2018
 
ONG piden al gobierno alemán limitar la exportación de fusiles de asalto a México
Por el uso de fusiles automáticos G36 elaborados por la empresa alemana Heckler & Koch durante la desaparición forzada de 43 normalistas de Ayotzinapa, hace cuatro años, representantes de Organizaciones No Gubernamentales (ONG) pidieron al gobierno alemán una ley que controle las exportaciones de armas a México.
Por: Redacción, Proceso | 26 de septiembre, 2018

Caso Ayotzinapa llega a Alemania; demandan freno a venta de armas de asalto a México
Actualmente hay un juicio contra la empresa Heckler & Koch que, entre los años 2006 y 2009, vendió más de nueve mil armas de asalto a México. Se presume que una de ellas fue usada en los hechos violentos en Iguala de 2014.
Por: Redacción de Aristegui Noticias | 5 de octubre, 2018

2019
Condenas en Alemania por venta ilegal de armas a México
Un tribunal alemán declaró culpables el jueves a dos exempleados del fabricante de armas Heckler & Koch por su participación en el suministro de armas que terminaron en zonas conflictivas de México, y exigió el decomiso de las ganancias por su venta por un total de aproximadamente 3,7 millones de euros.
Por: AP, retomado por La Jornada | 21 de febrero, 2019

Tribunal alemán multa con 3.7 mde a Heckler & Koch por envío ilegal de armas a México
El tribunal regional de Stuttgart condenó a la empresa fabricante de armas Heckler & Koch a pagar una multa de 3.7 millones de euros por el envió ilegal a México de armas tipo fusil G-36 y accesorios entre los años 2006 y 2009 y haber violado, con ello, las leyes alemanas de Control de Armamento Bélico y de Transacciones Internacionales.
Por: Yetlaneci Alcaraz, en Proceso | 21 de febrero, 2019

Multa a Heckler & Koch debería destinarse a las víctimas de Ayotzinapa
Vocero del gobierno mexicano dijo, a tìtulo personal, en conversación con DW que en su opinión la multa impuesta a la empresa Heckler & Koch debería ser usada para compensar a los familiares de las víctimas de Ayotzinapa.
Por: Deutsche Welle| 21 de febrero, 2019

México: “Heckler & Koch daba dinero a los generales para que miraran a otro lado”
La sentencia contra Heckler & Koch por sus ventas ilegales de armas a México “es una señal de esperanza porque estamos acostumbrados a que los casos permanezcan impunes”, dijo Santiago Aguirre, director del Centro ProDH.
Por: Eva Usi, Deutsche Welle| 3 de abril, 2019

Sedena debe entregar informes detallados sobre enfrentamientos con civiles entre 2006 y 2018, ordena INAI
En respuesta a una solicitud de información pública, la Sedena dijo no contar con reportes que por norma está obligada a elaborar tras repeler agresiones.
Por: Redacción de Aristegui Noticias | 20 de marzo, 2019

El sobreviviente olvidado de Ayotzinapa
Aldo Gutiérrez Solano mueve los ojos tristes de un lado a otro, tendido en su cama. Una bala le atravesó la cabeza en 2014 cuando policías y miembros de un cártel del narcotráfico atacaron y secuestraron a 43 estudiantes en el sur de México.
Por: Andrea Sosa Cabrios, DPA, retomado por El Sentinel | 20 de septiembre, 2019

– – – – – – – – – – – – – – –

Notas[1] Cf. Correo de la SEDANA/DCAM del 24 de febrero 2004, publicado en Jürgen Grässlin/ Daniel Harrich/Danuta Harrich-Zandberg (2015): Netzwerke des Todos. Die Kriminellen Verflechtungen von Waffenindustrie und Behörden (Redes de la muerte. Enlaces criminales entre la industria de armamento y las autoridades), p. 199.[2] Politische Grundsätze der Bundesregierung für den Export von Kriegswaffen (Principios políticos para la exportación de armamento), online: https://www.bmwi.de/Redaktion/DE/Downloads/A/aussenwirtschaftsrecht-grun…[3] US Department of State: Mexico. Country Reports on Human Rights Practices – 2005, online: http://web.archive.org/web/20061026052745/https://www.state.gov/g/drl/rl….[4] Amnesty International Report 2005 – Mexico, online: https://www.refworld.org/docid/429b27ed5.html.[5] Ibid.[6] Voto del departamento GF08 del „Auswärtiges Amt“, Grässlin/Harrich/Harrich-Zandberg (2015), p. 145.[7] Aunque la declaración de destino final es un documento oficial de la autoridades mexicanas empleados de H&K activamente colaboraron en su redacción para omitir el destino real de las armas. Así, el 25 de abril de 2006 el representante de H&K en México preguntó a sus colegas en cuanto a la declaración: „¿Tal vez no se debería mencionar el Estado de Guerrero?“ Asimismo sucedió en mayo/junio de 2007: „Acabo de revisar todas las declaraciones de destino final que hemos tenido hasta ahora  y los Estados que se menciona allí y propongo la lista siguiente:…“. Respuesta de la central de H&K: „Los destinos finales están bien, aparte de Jalisco, por favor omítanlo“. Cf.  Jan van Aken: Heckler & Koch – Prozesstag 4 (Heckler & Koch: Reporte del cuarto día del proceso), online: https://www.rosalux.de/news/id/38961/.[8] Cf. Jan van Aken: Der Heckler&Koch-Prozess. Eine Zusammenfassung (El proceso en contra de Heckler & Koch. Un resumen), online: https://www.rosalux.de/publikation/id/39861/der-heckler-koch-prozess-ein….[9] Jan van Aken: Heckler & Koch – Prozesstag 12 (Heckler & Koch: Reporte del duodécimo día del proceso), online: https://www.rosalux.de/news/id/39273.[10] Cf. Reportes sobre México de Amnistia Internacional de 2005, 2006 y 2007, online: https://www.refworld.org/docid/429b27ed5.htmlhttps://www.refworld.org/docid/447ff7b02f.htmlhttps://www.refworld.org/docid/46558ed620.html.[11] Amnistia Internacional en su reporte de 2006 denuncia el asesinato de cuatro personas por la Policía Federal Preventiva en Reynosa, Tamaulipas. (Amnesty International Report: Mexico 2006, online: https://www.refworld.org/docid/447ff7b02f.html) El mismo año fuerzas federales participarían en la represión masiva en contra del movimiento de Defensa de la Tierra en San Salvador Atenco, operación que terminó en detenciones ilegales y tortura física, psicológica y sexual. [12] Sociedad civil mexicana respalda el informe de la CIDH. En México persiste grave crisis de derechos humanos, Online: https://www.cejil.org/es/sociedad-civil-mexicana-respalda-informe-cidh-m….[13] Cf. Grässlin/Harrich/Harrich-Zandberg (2015), p. 97.[14] Cit. por: Jan van Aken: Heckler & Koch: Prozesstag 7 (Reporte del septimo día del proceso), online: https://www.rosalux.de/news/id/39113.[15] Cit. por: Jan van Aken: Heckler & Koch: Prozesstag 7 [Reporte del septimo día del proceso] en https://www.rosalux.de/news/id/39113.[16] Carta del Gral. DIV. D.E.M Juan Alfredo Oropeza Garnica a H&K, 03.10.2006, publicada en: Grässlin/Harrich/Harrich-Zandberg (2015), p. 165.[17]Ibid, p. 168.[18] Cit. Por: Jan van Aken: Heckler & Koch, 29. Prozesstag (Reporte del vigésimo novento día del proceso), online: https://www.rosalux.de/news/id/40024/heckler-koch-29-prozesstag-das-urteil.[19] Cf. Grässlin/Harrich/Harrich-Zandberg (2015): p. 208. La Sedena dio a conocer que el FX-05 también será el arma que utilizará la Guardia Nacional de México.[20] Terre de hommes: Se vendieron miles de armas de la empresa alemana Sig Sauer de manera ilegal en Colombia, online: http://tdh-latinoamerica.de/?p=3128.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *